Frases, Poemas y Pensamientos

Busca

Más de 28.000 frases, poemas, palabras y pensamientos para compartir

Frases y pensamientos populares

Dios usa

Usa la soledad, para enseñar la convivencia.

Usa la rabia para mostrar el valor infinito de la paz.

Usa el tedio para resaltar la importancia de la aventura y del abandono.

Usa el silencio para enseñar sobre la responsabilidad de las palabras.

Usa el cansancio para que se pueda comprender el valor del despertar.

Usa la enfermedad para resaltar la bendición de la salud.
Usa el fuego para enseñar sobre el agua.

Usa la tierra para comprender el valor del aire. Usa la muerte para mostrar la importancia de la vida.

Paulo Coelho

No existe amor en paz. Siempre viene acompañado de agonías, éxtasis, alegrías intensas y tristezas profundas.

Paulo Coelho

Las más nuevas frases y pensamientos

Desde Que En Lechos de Zafir Reposas...

Desde que en lechos de zafir reposas,
y que por sendas de cristal caminas
derramando tus urnas cristalinas
en favor de las playas arenosas,

y desde que con fuerzas caudalosas
a conquistar el mar te determinas,
bañando tus corrientes peregrinas
de Ulisipio las márgenes famosas;

mientras, depuesta la arrogancia, hiciste
espejo sosegado el agua pura,
que a tantas hermosuras ofreciste,

en cuantas viste, oh Tajo, por ventura
en tantos años de camino, ¿viste
igual a la de Silvia otra hermosura?

Paulo Gonzálvez de Andrade

Cuando el sueño la abrazó, yo robé mi mano, cubrí sus sueños, vi la miel ocultarse tras sus párpados, recé por dos piernas milagrosas, me incliné sobre los latidos de su corazón, vi trigo sobre mármol y sueño. Una gota de mi sangre lloró, temblé... El jardín duerme en mi lecho.

Mahmud Darwish

Dios está en los detalles.

Ludwig Mies Van Der Rohe

Adiós

Un día más, sólo un minuto más, para estar vivo
y despedirme de cuanto amé.
Para decir adiós a las cosas que ví y toqué mientras moría
desde el instante mismo en que nací.
Y vino el niño con el premio que sacó en el colegio por su
sabiduría,
y el ala de la gaviota golpeando en lo infinito con su vuelo,
vino la cabellera derramada y el rostro de la misteriosa
mujer que estuvo a mi lado, en el lecho, sin que yo lo supiera,
y el río con su lenta corriente musculosa
a través de cada mueble, cada objeto y cada gesto
de quien me ve parir, ¡oh Dios mío!

Un instante más aún en el suelo que pisé,
en el aire de mi respiración
sofocada por el amor, en los vestigios de la pasión,
con cuanto -mosca o sol- me deslumbró en este extraño
planeta, donde perdure año tras año, presintiendo
este límite de espumas, este revuelto torbellino
de la despedida, yo, que tanto fui deslumbrado
por centelleante atracción de la tierra,
por cuanto fue caricia o solamente un espejismo del mundo
es mi destino.

Así, pues, despidiéndome de los caballos, de la canoa,
los pájaros, el gato y sus costumbres. Déjame
una vez más mirar las flores y la lluvia. Es éste
el trágico instante en que uno descubre
el delirio misterioso de las cosas, sus raíces secretas,
el instante supremo de decir adiós.
a cuanto se adoró en esta vida.

Enrique Molina

Aunque la conmiseración no puede alterar los hechos, sí puede contribuir a hacerlos más soportables.

Bram Stoker