William Shakespeare

Resultados 101 - 120 de aproximadamente 132 de William Shakespeare

Ser o no ser; ésa es la cuestión.

William Shakespeare

La fortuna llega en algunos barcos que no son guiados.

William Shakespeare

Mi corona está en el corazón, no en mi cabeza.

William Shakespeare

Aunque seas tan casto como el hielo y tan puro como la nieve no escaparás de la calumnia.

William Shakespeare

¡Fragilidad, tienes nombre de mujer!

William Shakespeare

Pienso que el Rey es sólo un hombre como yo: la violeta le perfuma como lo hace conmigo.

William Shakespeare

Nadie admira la celeridad, como no sea el negligente.

William Shakespeare

Nosotros debemos nuestra vida a dios, por eso si se la pagamos hoy, no se la deberemos mañana.

William Shakespeare

La alegría es la salsa de las cenas.

William Shakespeare

Hay más cosas en el cielo y en la tierra, que todas las que pueda soñar tu filosofía.

William Shakespeare

Por el cosquilleo de mis pulgares, algo maligno viene hacia mi.

William Shakespeare

Mis palabras suben volando, mis pensamientos se quedan aquí abajo; palabras sin pensamientos nunca llegan al cielo.

William Shakespeare

Ningún minuto de nuestra existencia debiera pasarse sin algún placer.

William Shakespeare

Mejor que con palabras la sinceridad se muestra con acciones.

William Shakespeare

Mi Amor Es Una Fiebre Que Incesante...

Mi amor es una fiebre que incesante
ansía lo que su virus alimenta,
porque en mi mal mi gusto se apacienta
y es por sí enfermo el apetito amante.

Ya, viendo mi doctor (la vigilante
razón) que no haga dél caso ni cuenta,
me abandonó, y el ánima sedienta
corre a su abismo, aunque lo ve adelante.

Salvación para mí, ni la hay ni la quiero:
todo yo soy locura, inquietud, ira;
loco en cuanto imagino y vocifero,

y víctima infeliz de una mentira
te juré honrada y franca; y mi amor tierno
¿qué halló en ti? Noche oscura, negro infierno.

Versión de Rafael Pombo

William Shakespeare

Naturaleza presta y no regala, y, generosa, presta al generoso.

William Shakespeare

Algo huele a podrido en Dinamarca.

William Shakespeare

Si no recuerdas la más ligera locura en que el amor te hizo caer, no has amado.

William Shakespeare

El desdichado no tiene otra medicina que la esperanza.

William Shakespeare

El amor consuela como el resplandor del sol después de la lluvia.

William Shakespeare
Anterior  1 2 3 4 5 6 7   Seguinte