Biografia de Esteban de Jesus

Resultados 46 - 65 de aproximadamente 101 frases e pensamientos: biografia de esteban de jesus

Las Luces Del Amanecer

Las luces del amanecer
abren caminos que cruzan la noche,
se acerca un nuevo día y tú
vas a tener que abandonarme.

Ahora descansas junto a mí,
sueñas que te has quedado para siempre,
sonríes con la placidez
de quien no tiene recovecos,

pero la luz está ya ahí,
ya han despertado los gorriones,
se oye la vida que aletea
y anuncia nuestra despedida.

Porque te tienes que marchar
aunque ni tú ni yo lo deseamos,
vas a dejar un hueco en mí
de dimensión aterradora,

porque te vas de este país
y de este cuerpo mío, y de estos besos,
y no sé qué va a ser de ti
ni si alguna vez nos veremos.

Llega la luz, te digo adiós
sin despertarte, dulcemente,
luego me inclino hasta tu oído
para darte los buenos días.

"Esos tus ojos" 1981

Jesús Munárriz

4. Lo Que Dices de Mí...

Lo que dices de mí
me posee a horcajadas detrás de unos arbustos.

Lo que dices de mí
me aprieta la cintura en medio del océano.

Lo que dices de mí
me araña de los muslos a la nuca
mientras un elefante nos transporta en la selva.

Lo que dices de mí
me tira de los pelos en un piso catorce.

Lo que dices de mí
me saliva la oreja en un vagón.

Lo que dices de mí
me embadurna de aceites aromáticos
dentro de un telescopio enfocado a Saturno.

Lo que dices de mí
mordisquea mi sxo en la estela de un barco.

Lo que dices de mí
jadea en una mesa de un albergue.

Lo que dices de mí
se bebe mi sudor en la calle más céntrica
(en el escaparate de una agencia de viajes).

Lo que dices de mí
tapona con su lengua mi ombligo en una tundra.

Lo que dices de mí
se toca los pezones más allá del espejo.

Lo que dices de mí
dilata su vagina en el arcén
de una autopista en obras.

Lo que dices de mí
grita en un diccionario abierto por la «p».

Lo que dices de mí
se arquea hasta romperse en una alcantarilla.

Lo que dices de mí
me eriza en una lámpara.

Lo que dices de mí
me da masajes rápidos y suaves
en la fuente de un río.

Lo que dices de mí
te besa las axilas en el filo de un hacha.

Lo que dices de mí
acaricia tu pubis en una enredadera.

Lo que dices de mí
desoculta tu clítoris en un alto trapecio.

Lo que dices de mí
me gira y me retuerce en un vaso de vino.

Lo que dices de mí
me amorata en un puerto
asolado después de un maremoto.

Lo que dices de mí
olfatea mi semen dentro de un espejismo.

Lo que dices de mí
se pellizca la piel en un frutero.

Lo que dices de mí
pone un índice mío detrás y otro delante
en un viejo astrolabio.

Lo que dices de mí
pierde el conocimiento en un poema.

Jesús Aguado

Si tropiezas dos veces con la misma piedra… ¡sácala de allí!.

Ernesto Esteban Echenique

¡Ay que larga es esta vida! / ¡qué duros estos destierros! / ¡esta cárcel, estos hierros / en que el alma está metida! / Sólo esperar la salida me causa dolor tan fiero, / que me muero porque no muero.

Santa Teresa de Jesús

El ciego, al lavarse la cara, se reconoce.

Ernesto Esteban Echenique

Vales tanto como tu última obra.

Jesús Hermida

El pavo real abre su cola sin importarle si es día feriado.

Ernesto Esteban Echenique

Morir… ¡extraña costumbre!.

Ernesto Esteban Echenique

La virtud del virtuoso, la envidia el oso.

Ernesto Esteban Echenique

Te regalaría las estrellas, pero te has empecinado en un par de zapatos.

Ernesto Esteban Echenique

Se aprende más en la derrota que en la victoria, pero… ¡prefiero esa ignorancia!.

Ernesto Esteban Echenique

Notas Tristes

No se que hacer sola en este tormento

quizas amarte a cada momento,

pensar en la vida........



Y las hojas vienen y van y la lluvia cae desesperadamente

como mi corazon cuando te siente cerca

y comienza a latir rapidamente.



¿ Podra se que no seas solo un instante?

quien asbe si durara para siempre

segun tu mirada si, jamas dejaras de quererme, pero

quien sabe si se detiene el tiempo y esto que sentimos se detiene/



No jures amor envano, no le mientas a tu corazon

no me prometas estrellas o la luz del sol

pork quizas tu amor no sea tan grande

y solo sea una ilusion.



por favor no me ames mas de lo k te pueda amar yo.

Esto solo causa lagrimas en el corazon.

Sufres por no poder darme el mundo;

sufro por no saber como decirte no.



Y muero tu lo sabes, y lloro.



Solo dejare pasar el tiempo y cuando llegue el momento de decir ADIOS

te amare mas k nunca.........

Yshamarie De Jesus

Una palabra puede herir. Pero un martillazo es feroz.

Ernesto Esteban Echenique

Te siento cuando te toco y, cuando no te toco, también te siento. ¿Que tienes en la piel?.

Ernesto Esteban Echenique

La hiena ríe pues no piensa en el mañana.

Ernesto Esteban Echenique

El Que Nunca Traspasa Ciertos Límites

El que nunca traspasa ciertos límites

ni incurre
ni comete
ni transgrede
ni encubre
ni viola
ni vulnera
ni delinque
ni incumple

El que nunca traspasa ciertos límites

ni cruza
ni penetra
ni se interna
ni explora
ni alcanza
ni consigue
ni descubre
ni llega

El que nunca traspasa ciertos límites.

Jesús Munárriz

En el mundo hay bondad y maldad. Justicia e injusticia. Árboles y tortugas. Hay muchas cosas.

Ernesto Esteban Echenique

3. Algo Dice de Mí...

Algo dice de mí
la labor del orfebre,
el arcoiris doble, los anzuelos,
las diecisiete formas que tiene el esquimal de nombrar
a la nieve y el tibetano a la conciencia,
los pechos comparados con cúpulas o cántaros,
la barra de los bares, las películas,
los cables de la luz parcelando el paisaje,
las etimologías inventadas,
la tala de las selvas, las bombas nucleares,
la estupidez, el odio, la mentira,
el mal gusto, el dolor, las equivocaciones,
las hambrunas, las guerras,
el asombro, el camino, la retama,
la piedad, la emoción, la fiebre de un bebé,
el aguardiente, el sol, la desmemoria,
los delfines, el saxo.

(Algo dice de mí cada ser, cada cosa
que ocurre, todo dice
un aspecto de mí
y lo señala,
y quiere despertarlo y que yo aprenda
a llegar hasta el nido donde incuba sus ojos,
y me invita a probarme
esos ojos,
a mirar de otro modo lo que soy.)

Algo dice de mí
el ruido, el brutal ruido
que hace casi imposible escuchar lo que dicen
de mí las cataratas o el silencio.

Jesús Aguado

Quien ríe último, de la desgracia ajena, ríe mejor.

Ernesto Esteban Echenique

Casi siempre me ocurre a mí con la gente lo que le ocurría a Jesús de Nazaret cuando llamaba a sus discípulos: que siempre estaban todos dormidos.

Arthur Schopenhauer
Anterior  1 2 3 4 5 6 7   Seguinte