Frases de Angeles Tristes

Resultados 256 - 275 de aproximadamente 463 frases: frases de angeles tristes

El saber es la parte más considerable de la felicidad.

Sófocles

No entiendo por qué el que es dichoso busca mayor felicidad.

Marco Tulio Cicerón

Hay dos maneras de conseguir la felicidad, una hacerse el idiota; otra serlo.

Enrique Jardiel Poncela

No te apartes de mí, ven cada día a hacerme triste, a hacerme hombre, hijo tuyo... Visítame.

Vicente Gaos

Hay sonrisas que no son de felicidad, sino de un modo de llorar con bondad.

Gabriela Mistral

En la sombra, lejos de la luz del día, la melancolía suspira sobre la cama triste, el dolor a su lado, y la migraña en su cabeza.

Alexander Pope

No hay felicidad tan perfecta, que carezca de todo sinsabor.

Séneca

Dime amigo: ¿La vida es triste o soy triste yo?

Amado Nervo

Se disfruta más haciendo disfrutar a otros. Debería pensar más en la felicidad que es capaz de causar.

Eleanor Roosevelt

Los únicos goces puros y sin mezcla de tristeza que le han sido dados sobre la tierra al hombre, son los goces de familia.

Giuseppe Mazzini

Aunque sea justificada, la felicidad es un privilegio.

Edmundo Thiandière

El regalo de la felicidad pertenece a quien lo desenvuelve.

Anónimo

Encontramos la felicidad luchando en el medio de una rabiosa tormenta, no tocando el laúd a la luz de la luna, o recitando poesías en medio de la flores.

Ding Ling

El bosque sería muy triste si sólo cantaran los pájaros que mejor lo hacen.

Rabindranath Tagore

Señor, las tristezas no se hicieron para las bestias, sino para los hombres; pero si los hombres las sienten demasiado, se vuelven bestias.

Miguel de Cervantes Saavedra

La misma esperanza deja de ser felicidad cuando va acompañada de la impaciencia.

John Ruskin

Triste amor es aquel en que los amantes se acuestan por primera vez en la tumba.

Georg Christoph Lichtenberg

La felicidad nos espera en algún sitio, a condición de que no vayamos a buscarla.

François-Marie Arouet Voltaire

Es triste condición tener pocas cosas que desear y muchas cosas que temer, y, sin embargo, tal suele ser el caso de los reyes.

Francis Barón de Verulam Bacon

Que seria de tu felicidad, radiante astro, si no tuvieras aquellos para los que brillas.

Friedrich Nietzsche