Todo el mundo habla de progreso, pero nadie sale de la rutina.

Émile Girardin