Un hijo es un acreedor dado por la naturaleza.

Henri Beyle Stendhal