Es impío no el que suprime a los Dioses, sino el que los conforma a las opiniones de los mortales.

Epicuro