Siempre el traidor es el vencido y el leal es el que vence.

Pedro Calderón de la Barca