Para pasar por hombre amable basta con narrar bien y con no hablar nunca de sí mismo.

Henri Beyle Stendhal