Todos llevan consigo, hasta el fin, viscosidades y cáscaras de huevo de un mundo primordial.

Hermann Hesse