El amor es ciego, pero los vecinos no.

Noel Clarasó