Los instantes de felicidad que logramos
vivir, son recompensa recibida, por la
felicidad que hemos dado a otros

jureme