Lo maravilloso de la vida, es que cuando
empieza; se desconoce su itinerario, y
esto es lo que le da el encanto,
a cada parada.

jureme
Relacionados