tu no eres solamente el agua que calma mi
sed, sino la fuente sagreda de la cual brota.

jureme