Es alentador mantener la esperanza en
la luz del sol al amanecer, pero tonto
ignorar, que su luz desaparece, para
darle paso a las sombras de la noche.

jureme