Mis labios se embriagan con el dulzor de
los tuyos y el resto de mi cuerpo, se
derrite ante el fuego consumidor
de los mismos.

jureme