No es bien aventurado quien bebe
agua teniendo sed, sino aquel que
logra mantener la fuente con ella.

jureme