He notado que quienes admiran a una
persona por su apariencia; son igual
de tontos a quienes admiran la
belleza de la flor, ignorando
su fragancia.

jureme