La enfermedad, el dolor, la muerte y
el sepulcro, son el sello que marca la
real inmutabilidad de igualdad, entre
todos los humanos

jureme