Admiro la velocidad de los atletas;
pero me encanta el andar despacio,
porque la lentitud, me permite observar
lo que hay en el recorrido y disfrutarlo

jureme