En este ardiente desierto de soledad,
donde la sed sentimental me consume;
tus recuerdos vienen a ser la sombra
fresca, que mitiga el sopor en que me
encuentro.

jureme
Relacionados