Las flores que perfumaron mi vida,
han sido dispersas por la violencia
del viento pasional, que logro arrasar
con el delicado vergel del cual brotaban.

jureme