La ausencia, es una forma de matar
cuando partimos, por ende, una de
morir, cuando nos quedamos.

jureme