Todo el mundo cuenta como ganó sus primeras cien pesetas; Nadie cuenta como ganó su último millón.

Noel Clarasó