Una vida sin propósito es una muerte prematura.

Johann Wolfgang Von Goethe