Sólo en un mundo de hombres sinceros es posible la unión.

Thomas Carlyle