La verdadera amistad llega cuando el silencio entre dos parece ameno.

Erasmo de Rotterdam