En cada amanecer hay un vivo poema de esperanza, y, al acostarnos, pensemos que amanecerá.

Noel Clarasó