El placer es el bien primero. es el comienzo de toda preferencia y de toda aversión. es la ausencia del dolor en el cuerpo y la inquietud en el alma.

Epicuro