Juzgamos mejores que los placeres muchos dolores porque se consigue para nosotros un placer mayor.

Epicuro