Cada virtud sólo necesita un hombre; pero la amistad necesita dos.

Michel Eyquem de Montaigne