Una mirada desde la alcantarilla puede ser una visión del mundo.

Alejandra Pizarnik