Para que pueda surgir lo posible. Es preciso intentar una y otra vez lo imposible.

Hermann Hesse