El resto es silencio.

William Shakespeare