El que no teme a la muerte, no teme a las amenazas.

Pierre Corneille