Indudablemente nadie se ocupa de quien no se ocupa de nadie.

Thomas Jefferson