Pensamientos de Calma

Resultados 1 - 20 de aproximadamente 31 frases e pensamientos: pensamientos de calma

Lo que se hace con precipitación nunca se hace bien; obrar siempre con tranquilidad y calma.

San Francisco de Sales

Apresúrate con calma.

Cayo Suetonio

Ante las injusticias y adversidades de la vida... ¡calma!.

Mahatma Gandhi

La respuesta suave calma la ira, así como el aceite calma las olas. Esta respuesta suave, casi en voz baja, lenta y buena es una de las empresas más difíciles de este mundo.

Noel Clarasó

No hay más calma que la engendrada por la razón.

Séneca

Mi amor... mi fe... instilarán en tu pecho una calma preternatural. Descansarás por el cuidado... te pondrás mejor... y si no, Helen, si murieras.... entonces al menos aferraría yo tu mano querida en la muerte, y gustosamente... oh, alegremente, descendería contigo a la noche de la tumba.

Edgar Allan Poe

La calma absoluta no es la ley del océano. Lo mismo ocurre en el océano de la vida.

Paulo Coelho

El talento se educa en la calma y el carácter en la tempestad.

Johann Wolfgang Von Goethe

En calma de mar no creas, por sereno que lo veas.

Refrán

Después de la tempestad viene la calma.

Refrán

La vida es como un viaje por la mar: hay días de calma y días de borrasca; lo importante es ser un buen capitán de nuestro barco.

Jacinto Benavente

Toda necesidad se calma y todo vicio crece con la satisfacción.

Henry Frédéric Amiel

Cuando el pueblo se rebela no sabemos cómo podrá volver a la calma, y cuando está tranquilo no comprendemos cómo pueden sobrevenir las revoluciones.

Jean de La Bruyère

¡Qué dulce es dormir en calma cuando a lo lejos susurran los álamos que se mecen, las aguas que se derrumban!

José Zorrilla

Sentimos todos que la calma que resplandecía como la luz del sol sobre el rostro y el cuerpo de la muerta, era sólo un símbolo terrenal de la tranquilidad de que disfrutaría durante toda la eternidad.

Bram Stoker

No me agrada esta calma, este silencio muerto, sin carne, puro hueso.

Oliverio Girondo

Asómate A Mi Alma...

Asómate a mi alma
en momentos de calma,
y tu imagen verás, sueño divino,
temblar allí como en el fondo oscuro
de un lago cristalino.

José Asunción Silva

Inquieto en tus ojos vive el deseo, no hay ningún apuro, con calma te espero.

Soraya

Denme la tormenta y la tempestad del pensamiento y la acción, más que la calma chicha de la ignorancia y la fe.

Robert Ingersoll

Bares en los que la calma y la cerveza salvan nuestra vida, y mi cabeza soñando estar bajo tu ropa.

Ismael Serrano
1 2 3   Seguinte